Saltar al contenido
La Gran Tienda

Cómo pasar la aspiradora para la limpieza ideal

pasando la aspiradora
Tener una casa limpia y reluciente es una gran satisfacción, y para conseguirlo pasar la aspiradora es una gran ayuda. Utilizarla puede reducir el tiempo y el esfuerzo necesarios para conseguir un resultado limpio y saludable. La aspiradora no sólo facilita la limpieza, sino que también mejorará el resultado final.

Pasar la aspiradora parece una tarea simple y básica, sin mayor secreto. Pero, ¿estás seguro de que sabes pasar la aspiradora de la manera correcta?

Índice

    Organízate antes de comenzar a pasar la aspiradora

    Antes de ponerse a pasar la aspiradora como si no hubiera un mañana, hay ciertos aspectos a tener en cuenta para poder lograr una limpieza eficiente, a la vez que eficaz.

    Planifica el trabajo

    Establece cuánto tiempo deseas asignar para la limpieza. Puedes hacer una limpieza más profunda cada semana o una limpieza diaria más ligera, distribuyendo la limpieza por zonas tú decides. Toma en cuenta la cantidad de tiempo que tienes y usa tu agenda para asegurarte de que tienes suficiente tiempo para ti.

    Algunas personas eligen pasar un poco de tiempo cada día para prevenir la acumulación de desorden, mientras que otros prefieren guardar parte de su fin de semana para dedicar más tiempo a la limpieza. Elige el estilo que mejor se adapte a ti y a tu situación.

    Procura asegurarte de mantenerte dentro del tiempo que hayas fijado para el trabajo, sin sobrepasarlo, pero también sin pasar por alto ningún detalle. Será más productivo si te mantienes dentro de un programa establecido.

    Despeja el área que vas a limpiar

    Antes de comenzar a limpiar la habitación, es importante despejar el área de muebles. Limpiar con muchos objetos alrededor puede ser problemático, ya que tendrás que moverlos constantemente para poder pasar la aspiradora. Esto podría resultar en la desconexión del aparato (en caso de tener cable) o en la rotura de alguno de los muebles.

    mover muebles
    Despeja la zona todo lo que puedas para tener más espacio

    Limpia tu casa de arriba a abajo, y de dentro a afuera.

    Es esencial tener en cuenta la ley de la gravedad al realizar la limpieza. Siempre es mejor comenzar por arriba y trabajar hacia abajo. Esto asegura que no tendrás que volver a limpiar zonas que ya habías limpiado antes, ya que la suciedad no habrá caído en ellas.

    Por este motivo, es mejor que limpies el habitáculo en este orden antes de ponerte a aspirar:

    1. Los artículos de iluminación del techo.
    2. Los marcos de las puertas y ventanas.
    3. Las persianas y cortinas.
    4. Los adornos encima de los muebles.
    5. La superficie superior de los muebles.
    6. Las molduras alrededor de los pisos.
    limpiar el polvo
    Para una limpieza más eficiente, es mejor limpiar de arriba a abajo

    Para quitar el polvo, puedes usar un paño de algodón ligeramente humedecido o una gamuza de microfibra. Humedece el paño con agua, o puedes adquirir productos de limpieza específicos para muebles de madera que te permiten darles brillo.

    Además, es importante que limpies tu casa de forma organizada, empezando desde la parte más interna y avanzando hacia la puerta. De esta forma, una vez que hayas acabado con una zona, no tendrás que volver por ella de nuevo.

    Cómo pasar la aspiradora

    Para usar adecuadamente la aspiradora, debes tener en cuenta una serie de consideraciones:

    • Evita que la bolsa o el depósito se llene completamente: Si el depósito de la aspiradora se llena por completo, la máquina tendrá que trabajar más duro para producir los mismos resultados, lo que sobrecargaría el motor. Para prevenir esto, asegúrate de vaciar el depósito con suficiente antelación para evitar que se llene demasiado.
    • Filtros: Verifica que los filtros que utilices estén limpios y en excelentes condiciones, de otra forma no cumplirán su propósito y pueden dañar la aspiradora.
    • Escoge la potencia adecuada: La mayoría de aspiradoras cuentan con un mecanismo de regulación para ajustar la potencia, normalmente en diferentes niveles. Aunque la potencia máxima no siempre implique un mejor resultado, ya que al limpiar alfombras, tapicerías, cortinas, etc., se recomienda usar una potencia menor para evitar dañarlas.
    • Utiliza el cepillo adecuado: La mayoría de aspiradoras tienen diferentes cepillos, diseñados para limpiar alfombras, parqués, tapicerías, etc. Si los usas de forma correcta, tu aspiradora no se dañará y durará más años.
    • Realiza una limpieza eficiente: Para no perder la noción de la limpieza realizada, siempre es mejor comenzar por una esquina y limpiar de adelante hacia atrás.
    • Limpia en dirección contraria: Si se trata de alfombras, la mejor manera es hacerlo primero en una dirección (a lo largo de la alfombra) y luego en la dirección contraria (a lo ancho), para conseguir un mejor resultado.
    pasar la aspiradora
    Aprende a usar la aspiradora de manera ordenada

    Cuál es la postura adecuada para pasar la aspiradora

    Es esencial prestar atención a la postura que adoptamos cuando usamos la aspiradora. Si pasamos demasiado tiempo inclinándonos o sosteniendo la aspiradora de forma inadecuada, podemos lesionarnos. Por ello, es importante estar conscientes de la postura correcta al pasar la aspiradora.

    La Red Española de Investigadores en Patologías de la Espalda sugiere mantener la columna erguida y llevar la aspiradora lo más cerca posible de los pies, doblando levemente la rodilla delante.

    Para pasar la aspiradora debajo de un mueble, se recomienda apoyar una rodilla en el suelo, sin doblar la espalda. Otra opción sería hacer una lordosis hacia atrás con la espalda, para evitar dolores si se mantiene la postura por mucho tiempo.

    En el siguiente vídeo puedes ver unos consejos que te pueden ayudar a prevenir lesiones.

     

    Configuración